Cabecera

Cabecera

miércoles, 31 de mayo de 2017

Homenaje a Gloria Fuertes

Versos con sabor a Gloria



La gente corre tanto
porque no sabe dónde va,
el que sabe dónde va,
va despacio,
para paladear
el “ir llegando”

Esto que os vamos a contar es lo que ocurre cuando un grupo de personas de diferentes profesiones, con intereses dispares, de distinta ideología… deciden, simplemente, compartir:
- Su voz.
- Sus conocimientos literarios.
- Su música.
- Sus experiencias.
- Su creatividad.
- Sus emociones.

Gloria Fuertes sacó la poesía a la calle, la hizo fácil, accesible y la abrió a la cotidianidad, a cuestiones sociales y a personajes sin voz en la España de entonces, especialmente a los pobres, a los obreros y las mujeres que, tras la Guerra Civil, habían pasado a ser completamente ignoradas.
2017 celebra el Centenario del nacimiento de esta poeta olvidada o recordada solo por sus poemas infantiles.
Ahora es un buen momento para reivindicar su figura, sacarla del olvido y ofrecerle ese lugar que le corresponde. Y esto debe hacerse, además de a partir del mundo editorial y de las instituciones, desde los centros educativos.
Por eso, nosotros hemos querido poner nuestro granito de arena y ofrecerle este homenaje conjunto entre la biblioteca del Centro de Educación de Adultos y el CPR de Cáceres.





“Palabras para Gloria”

Para hablar de Gloria Fuertes, hemos contado con las escritoras Pilar Galán e Irene Sánchez Carrón.
Ellas nos han enseñado que no debemos pensar en Gloria como una poeta olvidada, sino más bien al contrario, puesto que es raro encontrar a alguien que no la reconozca. Eso sí, es importante reivindicar su figura desde la crítica, que debería prestarle muchísima más atención y situarla como corresponde en la historia de la literatura española. Es fundamental que los libros de texto la recojan en su canon, igual que a otras muchas mujeres que, a pesar de la calidad de sus obras literarias, han sido relegadas al olvido.


Pilar e Irene han hablado también de la fuerza de esta mujer en los duros años que le tocó vivir, los de la posguerra, los de la censura, que ella fue capaz de eludir porque los censores – por ignorancia- no le prestaron atención (solo era una mujer y, además, extravagante).
Fue una poeta incansable y, sobre todo, diferente, que abordó -desde el humor- temas tan duros como la homosexualidad, el rechazo social, la guerra o el desamor. Fue valiente en sus versos en unos años tan difíciles y, sin embargo, acabó convirtiéndose casi en una poeta para niños que provocaba las burlas de muchos contemporáneos (con marcadas excepciones como Francisco Nieva, Ángel González o Gil de Biedma).
Además de la guerra, hacia la que ella manifestó un claro rechazo, hemos hablado de otro tema fundamental en la poesía de Gloria Fuertes: la soledad (“Estoy más sola que yo misma”).
Dice la presidenta de la Fundación Gloria Fuertes que, aunque Gloria era la única mujer incluida en antologías, un día desapareció. A pesar de llevar sus poemas a todas las casas de España a través de su participación en programas de televisión, su poesía se consideraba “menor” y “graciosa”.
La celebración de su centenario es una buena excusa, ¿por qué no? para reivindicar su poesía y para conocer sus versos desde un punto de vista más crítico. Fue una mujer que ha despertado un gran interés sociológico y se ha hablado de su vida hasta la saciedad. Hablemos, a partir de ahora, de su poesía.

"La música, cuando va acompañada de una idea placentera, es poesía" (Edgar Allan Poe)

El homenaje a Gloria Fuertes nos ha remontado al siglo XII, a la época de los trovadores. Porque la poesía lírica nació para ser cantada y así lo han hecho, entre otros, Serrat, Amancio Prada o Luis Pastor.
Los poemas de Gloria han sido adaptados por Paco Ibáñez, Nacho Vegas, Silvia Comes, Mari Trini, Ismael...
Nosotros, en este homenaje, hemos escuchado sus versos en las voces de Manuel Cobos (“Los hombres no supieron”), Ana Peromingo (“Ya está el niño en el portal” y “Qué querrá decir esto”), Olga Martín (“Carta canción”).


Hemos contado también con las voces de nuestras alumnas. Mercedes Navarro ha interpretado “El corazón de la tierra” y nos ha cautivado con su pasión y su duende. Macarena García ha puesto su corazón en el poema “Algo sucede".


Y nuestros recitadores, que nos han emocionado recitando sus versos, juglares del siglo XXI que nos cuentan las historias de Gloria.





Y vosotros, todos aquellos que estuvisteis ahí acompañándonos. Gracias.



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Por favor identifícate.